El Mundial del Desarrollo es una iniciativa del Banco Interamericano de Desarrollo, para comparar a los países que participan en el Mundial de Rusia 2018 en varios indicadores de desarrollo:

Acceso y calidad en salud

El Índice de Acceso y Calidad en Salud, del Instituto para las Métricas y Evaluaciones en Salud (IHME, por sus siglas en inglés), calcula las tasas de mortalidad por causas que no debiesen ser fatales en la presencia de un sistema de salud efectivo, es decir, mortalidad responsable para medir la calidad del servicio.

Para este análisis, el IHME utiliza estimados de causas de muerte y factores de riesgo, altamente estandarizados, generados a través del Estudio sobre la Carga Mundial de Enfermedades, Lesiones y Factores de Riesgo (GBD, por sus siglas en inglés) para mejorar y expandir la cuantificación del acceso y calidad en salud en 195 países y territorios, desde 1990 a 2015.

Este índice, publicado en la revista médica The Lancet, utilizó una lista de 32 causas susceptibles de atención médica del GBD. Además, contabilizó las variaciones en la certificación de causas de muerte y las clasificaciones erróneas existentes.

Tiene una escala de 0 a 100, siendo 100 el mejor.

Cabe destacar que este indicador demostró su validez de convergencia al ser comparado con otros indicadores de salud, para así identificar dónde se han ampliado o reducido las brechas de estos niveles de salud.

Para más información visite la página web de la revista médica The Lancet.

Apertura Comercial

El índice de apertura comercial del World Integrated Trade Solution (WITS) es una medida económica calculada como la relación entre el comercio total del país, considera la suma de las exportaciones más las importaciones, dividido el producto interno bruto del país.

Cuanto más alto es el índice, mayor es la influencia del comercio en las actividades domésticas y más fuerte se considera la economía de ese país. Esto significa que cuanto menor es las barreras de flujo transfronterizo de bienes, servicios, capital y trabajo, mayor es la apertura de una economía.

Este índice del WITS utiliza datos de la base de datos comerciales COMTRADE y de los Indicadores Mundiales de Desarrollo (WDI). Sus datos corresponden a 2016, a excepción de Irán, Japón, Nigeria y Suiza que tienen datos a 2015.

Para mayor información visite la página web del World Integrated Trade Solution.

Brecha de género

El Informe Global de Brecha de Género compara a 144 países en su progreso hacia la paridad de género en cuatro dimensiones temáticas: participación y oportunidad económica, logros educativos, salud y supervivencia, y empoderamiento político.

Además, la edición de este año también analiza la dinámica de las brechas de género en los grupos de talentos y ocupaciones de la industria.

La puntuación más alta posible es 1 (igualdad) y la puntuación más baja posible es 0 (desigualdad).

Hay tres conceptos básicos subyacentes en el Índice Global de Brecha de Género, que forman la base de cómo se eligieron los indicadores, cómo se tratan los datos y la escala utilizada.

  • Primero, el índice se enfoca en medir las brechas en lugar de los niveles.
  • En segundo lugar, captura brechas en las variables de resultado en lugar de brechas en las variables de entrada.
  • En tercer lugar, clasifica a los países según la igualdad de género en lugar del empoderamiento de las mujeres.

Para más información visite la página web del Foro Económico Mundial.

Inclusión financiera

Los datos del porcentaje de inclusión financiera del Banco Mundial se recopilan en asociación con Gallup, Inc., a través de encuestas representativas a nivel nacional de más de 150.000 adultos en 144 economías del mundo, así representa más del 97% de la población mundial.

La encuesta se llevó a cabo durante el año calendario 2017 por la empresa Gallup Inc., como parte de su Gallup World Poll, que realiza cada año desde 2005 en más de 150 idiomas, utilizando muestras representativas por país seleccionadas al azar.

Se consideró como población objetivo a toda la población civil no institucionalizada de 15 años y más, con una cuenta en una institución financiera y aquellos con tarjetas de débito a su nombre. También incluye a un 3,93% de encuestados que informaron recibir salarios, transferencias del gobierno, pensiones del sector del público, o pagos por la venta de productos agrícolas en una cuenta de institución en los últimos 12 meses; pagar facturas de servicios públicos o tarifas escolares a través de una cuenta bancaria o tarjeta en los últimos 12 meses.

Para más información visite la página web del Banco Mundial.

Infraestructura

El Índice Global de Competitividad del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) define competitividad como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de una economía, ya que esto permite definir el nivel de prosperidad que un país puede ganar. Su desarrollo incluye información estadística de agencias reconocidas internacionalmente y de la Encuesta de Opinión Ejecutiva anual del WEF.

El índice combina 114 indicadores que permiten capturar conceptos en términos de productividad. Estos se agrupan en 12 pilares y se organizan en tres subíndices, alineados con las tres etapas principales de desarrollo: requerimientos básicos, potenciadores de eficiencia, y factores de innovación y sofisticación.

Los tres subíndices tienen diferente peso en el cálculo del índice total, de acuerdo a la etapa de desarrollo de cada economía, el que es determinado por su producto interno bruto per cápita y la participación de sus exportaciones, representados a través de los indicadores para materias primas. Así otorga un puntaje de uno a siete, siendo siete el mejor.

Para el caso de infraestructura, este índice considera que los países cuenten con métodos efectivos de transporte —incluyendo carreteras de alta calidad, ferrocarriles, puertos, y aeropuertos—, suministro eléctrico libre de interrupciones y cortes, y una red sólida y extensiva de telecomunicaciones; todos estos factores son tomados en cuenta para que permitan un desarrollo eficiente y efectivo de los negocios. Así el índice otorga un puntaje de uno a siete, a cada país, siento siete el mejor.

Para más información visite la página web del Foro Económico Mundial.

Participación de la fuerza laboral

El porcentaje de participación laboral de la población (15 años o mayor) del Banco Mundial utiliza datos modelados de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), ILOSTAT, a noviembre de 2017.

Este indicador es la proporción de la población de un país que tiene empleo. El empleo es definido como las personas en edad de trabajar quienes, durante un período corto de tiempo, estuvieron involucradas en cualquier actividad que involucre la producción de bienes o la prestación de servicios por un pago o ganancia, incluyendo personas que hayan trabajado durante el período de referencia (por ejemplo, una persona que trabajó por lo menos una hora) o que no haya trabajado debido a una ausencia temporal o a un arreglo en sus horas reportadas.

Los indicadores presentados son de 2016 y los de 2017 son proyecciones de la OIT. Adicionalmente, la comparación de los porcentajes de población empleada entre los países se ve afectada por las variaciones existentes en las definiciones de empleo y población económicamente activa.

Este indicador es considerado clave para alcanzar las Metas de Desarrollo Sostenible, en la promoción sostenida de un crecimiento económico inclusivo y sostenible, con pleno empleo y productivo y trabajo digno para todos. Así el porcentaje de personas empleadas indica qué tan eficiente es una economía para proveer trabajos a personas que quieren trabajar. Un alto porcentaje significa que gran parte de la población está empleada. Aunque, un bajo porcentaje también podría ser indicado como signo positivo, ya que indica que más jóvenes están estudiando.

Para más información visite la página web del Banco Mundial.